La agricultura renace y la economía se beneficia

La agricultura renace y la economía se beneficia

La agricultura renace y la economía se beneficia

La agricultura renace y la economía se beneficia

El tema de la economía de Puerto Rico está en todos lados, pero ¿sabías que la agricultura llegó a ser la industria más fuerte en la economía de Puerto Rico? Para la década de los ‘40, la agricultura representaba el 33.7% del ingreso total neto en la economía de Puerto Rico. Según datos del 2015 (Banco Gubernamental de Fomento para Puerto Rico, 2017), este número ha mermado alarmantemente ya que la industria agrícola en Puerto Rico representa solo un 0.8% del ingreso total neto de la isla. Estos números indican que en tiempos pasados tuvimos una agricultura sumamente sólida—una industria que generaba empleos y, a su vez, progreso económico. Los datos también reflejan que la industria agrícola fue abandonada, nuestros agricultores fueron marginados, y la economía cambió y se desarrolló en otras industrias.

Actualmente se está viendo un renacer de esta industria abandonada. Las nuevas generaciones en Puerto Rico están viendo una oportunidad económica en la agricultura. Tal es el panorama que, si las cosas siguen como van, podemos esperar una recuperación de la industria agrícola de Puerto Rico.

Gracias a los nuevos medios de comunicación como las redes sociales e Internet, hemos evidenciado un crecimiento en el interés del público general para temas agrícolas. Día tras día, vemos más gente entrando y uniéndose a grupos en Facebook, Twitter e Instagram que están dedicados a fomentar la agricultura local. El acceso fácil a información le ha abierto los ojos a muchos que antes no entendían que la comida que compran en el supermercado no aparece en las góndolas por acto de magia. Reconocer el interés de la ciudadanía es muy importante, ya que eso le permite a los agroempresarios tomar decisiones estratégicas para llevar su mensaje de la manera más efectiva.

La economía agrícola de los años ’40 fue una economía basada en tres productos principales: el tabaco, el café y la caña. De los tres sectores, hoy día sólo nos queda uno: el café; el tabaco y la caña han pasado a la historia. No vamos a entrar en detalles de por qué desaparecieron, pero vamos a reconocer que el agricultor actual ha tenido que reinventarse para salir adelante.

La agricultura es un negocio y todo negocio tiene que evolucionar. Los tiempos cambian, los mercados cambian, la economía cambia y sólo los negocios que se adaptan se mantienen operando. Muchos agricultores han encontrado nichos, un buen ejemplo es la agricultura orgánica o agroecológica. Otros agricultores han decidido elaborar productos derivados de lo que ya estaban produciendo, de tal manera consiguen nuevos mercados y otras fuentes de ingreso. Un ejemplo son los ganaderos que han desarrollado plantas para elaborar quesos, yogurt y otros productos lácteos. Sin duda alguna, vemos que los agricultores están tomando las medidas necesarias para combatir una economía en estado crítico y, a su vez, reinventando la manera en que se lleva a cabo la agricultura en Puerto Rico.

Está en manos de nosotros los consumidores determinar si vamos a permitir que la agricultura regrese al nivel que merece estar. En Puerto Rico no estamos produciendo ni un 25% de lo que consumimos. Esto implica que dependemos de productos importados para satisfacer la demanda de alimentos. La única manera en que combatimos esa dependencia es produciendo localmente, exigiendo productos de Puerto Rico y apoyando a los agroempresarios de la isla. Comprando local aportarás a la recuperación de la economía, reducirás la dependencia del alimento importado y fomentarás la industria agrícola de Puerto Rico. Nosotros apoyamos el desarrollo agrícola de Puerto Rico ¿y tú?

– referencia: www.gdbpr.com