La educación agrícola en Puerto Rico

La educación agrícola en Puerto Rico

La educación agrícola en Puerto Rico

En Puerto Rico, es costumbre terminar la escuela superior y continuar estudios post secundarios, ya sea en un instituto técnico o en una universidad tradicional. Nuestros padres nos han enseñado y la sociedad nos ha dirigido hacia el pensamiento de que una educación universitaria, sin duda alguna, nos permitirá tener un mejor futuro. Para ser maestro hay que ir a la universidad, para ser chef hay que ir a la universidad, para ser doctor hay que ir a la universidad, pero ¿qué si deseamos ser agricultores? ¿Qué si deseamos desarrollar una finca? ¿Dónde debemos ir a estudiar?

A parte de los agrónomos, quienes van a la universidad y cursan un bachillerato en ciencias agrícolas, la mayoría de los trabajos agrícolas no requieren una educación post secundaria. No estamos menospreciando el trabajo de un agrónomo, ellos son los profesionales que nos guían y dirigen para tener una agricultura de excelencia. Pero cuando analizamos el perfil del agricultor puertorriqueño, nos damos cuenta que estos, o, mejor dicho, la mayoría, no tienen un trasfondo o una educación agrícola formal.

Muchos de nuestros agricultores son agricultores por herencia, otros comenzaron a trabajar en la agricultura en un momento de su vida y simplemente se enamoraron de la agricultura. No obstante, hay un punto bien interesante y es que, cada día son más y más los agricultores que tiene una educación post secundaria en algo no relacionado con la agricultura; ya sea farmacéutica, ingeniería, medicina, entre otros. Suena desafiante y fuera de lo común, pero te asombrarías si conocieras el perfil educativo de algunos de los agricultores más exitosos de Puerto Rico. La realidad es que ir a la universidad por cuatro años no es un requisito para ser agricultor, aunque sí necesitamos tener algún tipo de conocimiento sobre el producto o la producción que deseamos trabajar.

Afortunadamente, en Puerto Rico existen varias instituciones académicas que ofrecen cursos agrícolas diseñados para el desarrollo de agroempresarios. Cursos diseñados para enseñar lo necesario y lo práctico solamente. La mayoría de estos cursos duran menos de 6 meses y están diseñados para adultos. El Departamento de Educación les ofrece varias alternativas, por ejemplo, la Escuela Vocacional Agrícola Soller, localizada en el pueblo de Camuy. Soller, como muchos la conocen, ofrece educación agrícola para adultos; cursos de uno o dos semestres en diversos temas agrícolas como: inseminación artificial, producción en hidropónicos, producción de composta, maquinaria agrícola entre otros.

Los programas no tienen costo y la mayoría de estos cursos son sabatinos. En el área este, en el pueblo de Caguas, encontrarás a PPG Technical College, quienes en este año 2017, han lanzado su nuevo curso de “Industrias Pecuarias”. Esto es un curso de 10 meses que pretende desarrollar empresarios en la rama agropecuaria de la industria agrícola de Puerto Rico. La meta es que los graduados de este curso salgan preparados para trabajar su propio negocio agrícola. Existen otras opciones dentro y fuera del Departamento de Educación. Casi todos los fines de semana encontrarás charlas, cursos y semanarios agrícolas en distintas partes de Puerto Rico.

En fin, estamos en un momento histórico en la agricultura de nuestro país. Cada día son más los jóvenes que ven la agricultura como una opción económicamente viable. No todos persiguen una educación universitaria y deciden desarrollarse y obtener su conocimiento agrícola a través de estos nuevos ofrecimientos agroeducativos. Anímate, las opciones están disponibles. Puerto Rico necesita más jóvenes comprometidos con la agricultura.