La tecnología es el nuevo mejor amigo del agricultor

La tecnología es el nuevo mejor amigo del agricultor

La tecnología es el nuevo mejor amigo del agricultor

La tecnología es el nuevo mejor amigo del agricultor

Sabemos que la demanda mundial de alimentos aumentará al menos un 60% en los próximos 35 años, pero el suministro de esta producción se verá desafiado por la escasez de recursos naturales, como tierra fértil, aguas frescas y el impacto del cambio climático en la producción. Estos son números globales, sin considerar que en Puerto Rico importamos aproximadamente el 85% del alimento que consumimos, hecho que nos debe preocupar grandemente.

Durante la pasada década, los precios agrícolas mundialmente han promediado un 82% por encima de su nivel en los últimos 25 años. Mientras que las iniciativas para disminuir el desperdicio de alimentos son importantes y necesarias, no será suficiente. Por tanto, una revolución del lado de la oferta será necesaria para resolver el dilema.

La demanda de alimentos aumenta con el crecimiento de la población. Hoy día la población mundial es de aproximadamente 7-billones de personas, y se espera que para el 2050 llegue a 9-billones. Sin embargo, las tierras cultivables están disminuyendo constantemente en respuesta a la erosión del suelo y a la urbanización. ¿Cómo vamos a alimentar estas personas?

Además, la tasa de crecimiento de los rendimientos de los cultivos (crop yields) está disminuyendo. Regresar a sistemas de bajos insumos y bajos niveles de producción no puede proporcionar el crecimiento necesario, y la única respuesta práctica a esta situación es la intensificación sostenible, definida como el aumento necesario de la producción reduciendo la demanda de recursos naturales de la industria y mitigando las emisiones de gases de efecto invernadero.

Formalmente, implica un cambio radical en la productividad de los recursos naturales o “NRP” por sus siglas en inglés. La biotecnología, la tecnología de la información y la ingeniería sustentan el crecimiento del NRP. Los avances en el fitomejoramiento aumentarán los rendimientos, aumentando la absorción de nutrientes y la adaptación al clima, mientras que la evolución de la ganadería mejorará las conversiones alimenticias, la salud y la resistencia a las enfermedades.

La agricultura de precisión – la fusión de la tecnología de la información y la ingeniería – incluye la teledetección, el procesamiento de datos y la automatización. Aportar sensibilidad a la sincronización y exactitud de las aplicaciones de entrada, contribuye directamente al crecimiento del NRP, así como al aumento de los avances biotecnológicos. Como diríamos en arroz y habichuela; la agricultura de precisión nos permite producir más con menos.

La intensificación sostenible requiere la investigación y el desarrollo de los agricultores e ingenieros agrónomos para generar y convertir nuevos conocimientos en productos y operaciones agrícolas. En conclusión, sólo presenciaremos los resultados de estas iniciativas cuando los agricultores adopten las nuevas prácticas. Nosotros los agricultores tenemos el reto de alimental al mundo, tenemos que estar conscientes que la tecnología puede ser nuestro mejor aliado y, a su vez, debemos implementar las nuevas prácticas que nos rindan mejores resultados.

Referencias:

census.gov
raconteur.net
science.sciencemag.org