Manejo Ecológico de Plagas

Manejo Ecológico de Plagas

Manejo Ecológico de Plagas

Es una gran satisfacción cuando comenzamos a cosechar el fruto de nuestro esfuerzo, ya sea a grande escala en nuestra finca o a pequeña escala en nuestro huerto. Pero, en ocasiones nos topamos con insectos, gusanos y/o algún otro organismo que se aprovecha y consume nuestro producto. A veces resulta frustrante que luego de tantos cuidados, tan pronto nuestras plantas comienzan a producir, aparecen todo tipo de animalitos que entorpecen nuestros esfuerzos. Si estos organismos llegan a aumentar su población a un nivel que causa daños a la planta y/o fruto se denomina una plaga. Aunque nos resulte molesto su presencia es natural y es esperada; es cuestión de que manejemos la situación a tiempo para prevenir daños mayores.

Manejo de la Plaga

El manejo dependerá del tipo de organismo presente; pero, a continuación, se mencionan algunas guías generales para el manejo de plagas y algunos métodos para plagas específicas.

Repeler

  • Aceite de Neem – fungicida, insecticida; mata una variedad de organismos y sus huevos, no afecta a los insectos beneficiosos y se puede aplicar hasta 1 día antes de cosechar; está disponible comercialmente.
  • Preparar repelentes caseros con ajo y ajíes picantes; también el espolvorear pimienta cayena funciona.
  • Sembrar plantas aromáticas
    • Caléndula – Repele pulgones, chinches, mosca blanca y nematodos.
    • Ajo – bactericida y fungicida, repelente de plagas como los nematodos.
    • Romero – repele insectos dañinos.
    • Cilantrillo – repele áfidos y ácaros.
    • Albahaca – repele la mosca blanca, mosquitos, moscas y chinches.
    • Limoncillo – contra moscas, mosquitos y hormigas.
    • Menta – repele lepidópteros, hormigas y ratas.
    • Tomillo – repele insectos dañinos.
    • Eneldo – repele pulgones, arañas o ácaros.

 

Asociación de cultivos

  • Alternamos entre diferentes plantas, esto confunde a los depredadores.
  • También si asociamos plantas aromáticas, ayuda a repeler las plagas.

 

Rotación de cultivos

  • Usamos diferentes ciclos para sembrar plantas de diferentes tipos. De esta forma, mantenemos los nutrientes del suelo y, al cambiar de cultivo, evitamos que las plagas y enfermedades se mantengan en el área.

 

Proteger

  • Usar tela metálica para evitar el acceso a las áreas verdes.
  • Cubrir los cultivos.

 

Monitoreo y remoción manual

  • No importa el método de manejo que escojamos, siempre que podamos, debemos monitorear nuestros cultivos.
  • Debemos inspeccionar el follaje y tallos de nuestras plantas para identificar si están siendo afectadas.
  • Si identificamos algún organismo, podemos removerlo con un paño húmedo

 

Enemigos naturales

  • Es importante recordar antes de introducir algún depredador, debemos estar seguros que sea el organismo adecuado y la cantidad de organismos a usar, para que no vayamos a dañar el balance ecológico afectando a otros organismos beneficiosos. Algunos ejemplos de enemigos naturales:
  • Mariquita – consume áfidos, ácaros y mosca blanca.
  • Escarabajo – come gusanos y sus huevos.
  • Avispa parasitaria – infecta a los pulgones.

 

Espero que esta guía les resulte útil y que tengan éxito y abundancia en sus cosechas.